Saltar al contenido

Una estación de servicio evita nombrar consejero de seguridad por orden judicial

7 agosto, 2017
estacion-servicio-evita-consejero-seguridad-adr

Ha pasado un tiempo desde que se dictó una sentencia judicial a favor de una estación de servicio, eximiéndole de la obligatoriedad de nombrar un consejero de seguridad, pero quiero exponer de nuevo dicha resolución para recordar lo complicado que es crear leyes y conectarlas con las ya existentes y más en una normativa tan extensa como es el transporte de mercancías peligrosas.

En 2008 se dictó la sentencia por el juzgado central contencioso administrativo nº 5, contra la resolución de la secretaria general de transportes, que imponía una sanción de 2.001 euros de multa por carecer del preceptivo consejero de seguridad a una estación de servicio.

Para ponernos en situación, por aquel entonces era el RD 1566/99 de 8 de octubre, sobre los Consejeros de Seguridad para el Transporte de Mercancías Peligrosas por Carretera, por Ferrocarril o por Vía Navegable y el RD 551/06 de 5 de mayo, por el que se regulan las Operaciones de Transporte de Mercancías Peligrosas por Carretera en Territorio Español, la normativa en vigor, por otro lado, las sanciones económicas del baremos sancionador de transporte no eran tan elevadas (prácticamente la mitad).

baremo sancionador transporte de mercancías peligrosasEl caso, es que el juez da la razón a la estación de servicio, al asumir que está, no tiene responsabilidad en la operación de descarga de mercancías peligrosas, ya que no interviene en la misma, por tanto, la obligación de contratar los servicios de un consejero de seguridad, corresponde al cargador o transportista y en ningún caso a la estación de servicio, pero esto no es todo, según el artículo 22.2 de la Ley 16/1987, de 30 de julio Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, alega que la carga es FRACCIONADA, lo cual hace responsable al porteador.

descarga mercancías peligrosas en estación de servicio

Pero vayamos por partes, el RD 1566/99 de 8 de octubre, sobre los Consejeros de Seguridad para el Transporte de Mercancías Peligrosas por Carretera, por Ferrocarril o por Vía Navegable, dice lo siguiente:

Las empresas que transporten mercancías peligrosas por carretera, por ferrocarril o por vía navegable o que sean responsables de las operaciones de carga o descarga vinculadas a dicho transporte deberán designar, de acuerdo con lo establecido en este Real Decreto, en función del modo de transporte y de las mercancías transportadas, al menos un consejero de seguridad encargado de contribuir a la prevención de los riesgos para las personas, los bienes o el medio ambiente inherentes a dichas actividades.

La estación de servicio argumenta, que no interviene en ningún momento en las operaciones efectuadas durante la descarga, ya que es el conductor de la empresa transportista quien se encarga de ello y desempeña entre otras las siguientes operaciones como norma general:

  • Posicionar el camión y calzarlo.
  • Conectar la toma de tierra del camión.
  •  Conectar la manguera de descarga a la boca de carga del tanque del cliente.
  •  Abrir y cerrar distintas válvulas del compartimento del camión para descargar el producto solicitado.
  •  La descarga puede ser por gravedad o por bomba, en este último caso también tendría poner en marcha y apagar la bomba de descarga.
  • Por último, invertir todas las operaciones efectuadas y que le han permitido descargar el producto.responsabilidad en las descargas de mercancías peligrosas

Para llegar a tal conclusión debemos consultar la Ley 16/87 LOTT, Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, la cual en su artículo 22.2, indica que el responsable de la descarga es el consignatario (cliente), salvo que expresamente se pacte otra cosa, para indicar a continuación, que si hay pacto o no lo hay, la responsabilidad corresponderá al porteador (transportista) en todos aquellos supuestos en que haya sido él mismo o personal de él dependiente quien hubiera realizado las operacionespara el caso concreto de la descarga de combustible, dicha responsabilidad recae en el transportista, dado que es él mismo o personal de él dependiente, quien la lleva a cabo la descarga. Resumiendo, este artículo argumenta que el responsable de la descarga es el destinatario (estación de servicio), pero posteriormente afirma, que será responsable el transportista, siempre y cuando sea el mismo quien realice la descarga, como es el caso.

Posteriormente, el RD 551/2006 en su artículo 2 punto f) define al descargador, como la persona física o jurídica bajo cuya responsabilidad se realizan las operaciones de descarga de mercancías de acuerdo con las normas establecidas en el artículo 22 de la ley 16/1987. Por tanto, el RD 551/2006, nos remite a la ley 16/87 LOTT antes citada, para definir al descargador.

Estas son algunas de las razones por las cuales la estación de servicio alega que el responsable de la descarga es la empresa transportista.

Pero además de todo esto, nuevamente el RD 551/2006 en su artículo 34, expone que el conductor comprobará que todos los elementos de llenado, vaciado y seguridad están en las debidas condiciones para iniciar la marcha.

Cuando sea necesario el cargador de cisternas o descargador acondicionará la atmósfera interior de las cisternas fijas o desmontables, cisternas portátiles, contenedores cisternas y cajas móviles cisternas.

El cargador-descargador de cisternas limpiará externamente el vehículo, las cisternas fijas o desmontables, cisternas portátiles, contenedores cisternas y cajas móviles cisternas de los posibles restos de la mercancía que puedan haberse adherido durante la carga o descarga. Difícilmente nos imaginaremos al personal de la empresa destinataria, o de la estación de servicio, en este caso, realizando labores de limpieza de posibles restos de mercancías en la cisterna del transportista.

Por otro lado, el RD 551/2006 en su artículo 27, argumenta que el personal que realice la carga o la descarga, de acuerdo con las normas establecidas en este real decreto, deberá conocer, bajo responsabilidad del cargador-descargador, los siguientes extremos:

a) Las características de peligrosidad de la mercancía.
b) El funcionamiento de las instalaciones.
c) Los sistemas de seguridad y contra incendios, debiendo estar cualificado para su uso.
d) Los equipos de protección personal requeridos en la instalación y su utilización.

Asimismo, deberá mantener al personal ajeno a las operaciones de carga y descarga, apartado del lugar donde se realizan, e impedir cualquier trabajo incompatible con la seguridad de la operación en las inmediaciones. En todo caso, el vehículo deberá estar inmovilizado durante la carga y descarga.

El descargador se responsabilizará del cumplimiento de todas las obligaciones establecidas en este real decreto y en el ADR relativas a la carga y descarga del vehículo y a las operaciones necesarias para llevarlas a cabo. En este caso, el responsable seria el transportista ya que según el RD 551/06, descargador, es la persona física o jurídica bajo cuya responsabilidad se realizan las operaciones de carga y descarga de la mercancía de acuerdo con las normas establecidas en el artículo 22 de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres.

Sin embargo la estación de servicio no carece de obligaciones ya que tendría que mostrar al conductor las instalaciones, el área de descarga, los sistemas de seguridad, impedir trabajos incompatibles con la seguridad en las operaciones de descarga, etc. es decir la estación, también tiene su cometido, a pesar de que sea el conductor de la empresa transportista quien realiza la acción de descargar el producto en los depósitos de la estación, convirtiéndole así la legislación actual de entonces, en el responsable de la descarga y descargador.

Cualquier empresa en la que se realicen operaciones de descarga o manipulación de materias peligrosas tiene ciertas obligacionessea o no la responsable de la descarga, ya que debería realizar una serie de comprobaciones como por ejemplo, que el vehículo de la empresa transportista llega en buen estado y porta los elementos de seguridad obligatorios por el ADR, la documentación relativa a la carga es la correcta, también evitar posibles distracciones del transportista (hablando por teléfono, tensión en las mangueras…) en el proceso de descarga etc. pero no solo en las descargas que se producen en las estaciones de servicio, sino en cualquier empresa que transporte mercancías, sean peligrosas o no, o realicen operaciones vinculadas a dicho transporte.

Por otro lado, las personas empleadas en la estación de servicio o empresas en las que se realicen labores de manipulación de mercancías peligrosas, deberán ser formadas de manera que respondan a las exigencias de su campo de actividad y responsabilidad durante la manipulación de dichas materias. Los trabajadores serán formados de acuerdo con el apartado 1.3.2 del ADR, antes de asumir responsabilidades, y no pueden realizar funciones para las que todavía no han recibido la formación requerida, excepto bajo la supervisión directa una persona con formación.

Otro de los errores que podemos ver en la argumentación de la sentencia, es el tipo de carga descrito, ya que el transporte en cisterna es carga completa. La carga fraccionada según la Ley 16/87 LOTT, es aquella que requiere operaciones previas de manipulación, grupaje y clasificación (paquetería), el error de esta confusión se debe a que los vehículos que transportan gasóleo, gasolina, etc. pueden tener uno, dos o más compartimentos para transportar uno o varios tipos de producto y se confunde con carga fraccionada.

descarga de mercancías peligrosas en estaciones de servicio
Para terminar con la polémica de las responsabilidades, la SUBCOMISIÓN DEL TRANSPORTE se reunió el 8 de febrero de 2.001 y mediante el ACTA DEL GRUPO DE TRABAJO QUE TRATA LAS RESPONSABILIDADES EN LAS MANIOBRAS DE DESCARGA EN LAS ESTACIONES DE SERVICIO, hacía responsables de las descargas a estas últimas, sin embargo el juez dictaminó que la estación de servicio expuesta en este caso no tenía la obligación de nombrar un consejero, y además cabe decir que dicha sentencia es firme y no cabe contra ella recurso ordinario alguno.

Actualmente el baremo sancionador de transporte eleva a carácter MUY GRAVE la falta de consejero de seguridad e impone sanciones de 4.001 euros a toda empresa que carezca de dicha figura (siempre y cuando sea obligatoria).